En las últimas semanas muchos de ustedes y de aquellas personas que están escuchando este pleno a través de la radio nos habrán oído decir que Castelldefels necesitaba un giro de 360 grados y que este giro no podía esperar más después de los cuatro años de parálisis en los que nos sumió el anterior gobierno en minoría del PP.

Esta fue la razón de ser del acuerdo al que llegamos las fuerzas políticas que hoy formamos el gobierno municipal de Castelldefels. No era un acuerdo contra nadie sino un acuerdo a favor de la ciudadanía, especialmente de aquellas personas y familias que lo están pasando peor.

Por eso apenas un mes después de formar gobierno hemos acordado este paquete de medidas prioritarias para que Castelldefels vuelva a transitar por la vía del progreso y para que los ciudadanos y las ciudadanas mejoren sus condiciones de vida.

Se trata de un conjunto de medidas agrupadas en cinco ámbitos: medidas de carácter social, medidas para la reactivación económica y fomento del empleo, de mejora del espacio público, de mejora de la convivencia y la seguridad en las calles y, por último, medidas de fomento de la participación y la transparencia en la gestión municipal.

Me centraré en las medidas de carácter social.

Estas medidas pretenden mejorar el bienestar de todas y todos los ciudadanos que viven en Castelldefels. Pero sobre todo buscan incidir en aquellas personas que corren el riesgo de caer en una situación de exclusión social como consecuencia de la durísima crisis económica que sufre el país desde hace más de siete años y que las políticas de austeridad han agravado.

Todos estaremos de acuerdo en que el colectivo más vulnerable es el de los niños y que debemos hacer todo lo posible para paliar sus consecuencias. Por eso, las primeras medidas, que ya están en marcha, han sido el incremento de 40 plazas del servicio de Casal, con comedor incluido. Y la recepción por parte de 50 familias de ayudas para la alimentación de sus hijos.

Permitanme que les diga que ver cómo hemos podido implantar estas medidas y ayudar a estas familias hace que valga la pena haber renunciado a algunos planteamientos de partido en aras de formar un gobierno que sitúa a las personas como centro de sus preocupaciones.

No podemos permitir que en Castelldefels nadie pase hambre. Ni tampoco que cuando llegue el invierno pase frío porque no tiene dinero para pagarse la calefacción. Por eso, otra de las medidas que pondremos en marcha será un plan de ayuda para evitar la pobreza energética, medidas para evitar que se les corte el suministro de luz, de agua o de gas a aquellas familias sin recursos económicos.

Otra iniciativa que me gustaría destacar de este conjunto de medidas de carácter social es que vamos a cubrir las necesidades de aquellas personas que hayan solicitado la prestación de renta mínima, conocida como PIRMI, hasta que dicha solicitud sea resuelta. No podemos permitir que estas personas no tengan sus necesidades mínimas cubiertas mientras se esté tramitando el expediente administrativo.

También vamos a impulsar la mesa del Tercer Sector, para dotarnos de un instrumento ágil que permita dar respuesta a la situación de emergencia social en la que se encuentran las personas y familias que atraviesan momentos difíciles por la falta de ingresos.

Este plan de medidas urgentes también contempla que nadie se quede sin techo por cuestiones económicas. Por eso, vamos elaborar un proyecto de ciudad para que Castelldefels sea una ciudad libre de desahucios.

Este proyecto lo vamos a llevar a cabo en colaboración con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que es una entidad que tiene mucho que ofrecer por su experiencia en la ayuda a todas aquellas familias que se han enfrentado al durísimo trago de abandonar sus hogares.

Esta colaboración es al mismo tiempo una muestra de que vamos a ser un gobierno que trabaje codo con codo con la sociedad.

También en relación con la vivienda, traemos el compromiso de que vamos a articular las medidas necesarias que permitan la exención del Impuesto de la Plusvalía en los casos de transmisiones por daciones en pago o ejecuciones hipotecarias con revisión de los expendientes no prescritos.

Finalmente, este conjunto de medidas de carácter social se cierra con la elaboración de un proyecto de zona de huertos urbanos sociales y el impulso de un plan que permita tener los patios de los colegios abiertos fuera del horario escolar.

Como ven se trata de medidas que buscan evitar la exclusión social, paliar las desigualdades y hacer posible que nadie se quede atrás. Medidas que son el sello de nuestro compromiso con nuestros vecinos y vecinas.

 

COMPARTIR:

Instagram

LA ALCALDESA Y LOS CIUDADANOS