Poco imaginaba, cuando subía las calles de Vista Alegre para ir a la escuela del barrio, que años después tendría la oportunidad de mejorar la vida de mis vecinos y vecinas. Poco podía pensar, cuando bajaba del tren de regreso después de pasar el día en la universidad o, más tarde, en el trabajo, y me reencontraba con la sensación de confort, de saberme en casa, en mi ciudad, que un día tendría el reto de que la generación de mis hijos mantengan el privilegio de vivir en Castelldefels. Por ello, ser alcaldesa de la ciudad donde nací y donde he vivido siempre añade un plus de pasión a la responsabilidad que el cargo conlleva.

Soy alcaldesa en virtud del acuerdo de gobernabilidad que cinco fuerzas políticas establecimos al inicio de mandato. Castelldefels venía de una etapa de parálisis provocada por un gobierno monolítico poco propenso al diálogo. La ciudadanía quiso dar un giro de timón y que el gobierno de la ciudad reflejara la pluralidad que se vive en las plazas, en los parques, en el mercado o en la panadería. Nos pidió que nos entendiéramos en beneficio de la ciudad. No fue fácil pero lo conseguimos y ahora el entendimiento está bien soldado. Por tanto, el cambio de alcaldesa sólo conlleva un relevo en el puente de mando del barco. La tripulación es la misma y el rumbo no varía. Sé que vosotros lo sabéis y por eso no harán caso a los que anuncian todo tipo de calamidades sobre Castelldefels. También lo hicieron hace dos años y hoy la ciudad tiene el futuro más abierto que entonces.

En las siguientes páginas podréis conocer los proyectos que tenemos en marcha. Por eso, no me extenderé mucho. Si que quiero que sepáis que son iniciativas que impulsamos desde la corresponsabilidad y del diálogo con la ciudadanía, no desde la imposición. Por eso, una de mis primeras decisiones ha sido abrir un número de wathsapp como una nueva vía de contacto entre la ciudadanía y la alcaldesa. Queremos seguir escuchando, os tengo en cuenta a todos vosotros, para que en la construcción de un Castelldefels mejor todo el mundo puede poner su pieza.

Maria Miranda

COMPARTIR:

Instagram

LA ALCALDESA Y LOS CIUDADANOS